EL SINDICATO INDEPENDIENTE DE POLICÍAS DE NAVARRA, SIPNA FEPOL por medio de este comunicado desea poner en conocimiento de la opinión pública la situación en Policía Municipal de Pamplona, situación que no ha variado un ápice de la que el Cuerpo sufría durante el anterior Gobierno Municipal.

 A día de la fecha, los compromisos del Jefe, Jesús Munárriz, han sido incumplidos: ninguna de las órdenes ilegales de Santamaría ha sido anulada, no ha subsanado el problema de las funciones que Policía Municipal de Pamplona realiza y que corresponden a otros servicios, como cerrar edificios públicos, realizar sonometrías o incluso la recogida de animales perdidos, pese a que en este último caso, los laceros del Ayuntamiento de Pamplona están vacunados contra enfermedades de transmisión animal, están formados y tienen la equipación y el material necesario para realizar debidamente la captura y el transporte de los animales y además, tienen reconocidas guardias durante el fin de semana y se cobra al dueño del animal el servicio cuando este va a recogerlo al lazareto.

Tampoco cumplió el Jefe de Policía Municipal su compromiso de facilitar a los sindicatos el mapa de puestos de Policía Municipal y las funciones que a día de hoy cada uno realiza, ante la concurrente pregunta de los sindicatos de por qué casi la mitad de los policías municipales de Pamplona, muchos de ellos jóvenes, se encuentran realizando labores de Policía Administrativa y de interior.

En cuanto a las Interinidades, puestos a dedo sin ningún tipo de procedimiento objetivo, continúan todas y cada una de las designadas por la anterior Jefatura, incluso la del subinspector interino que expedientó a más de 60 policías, perdiendo el Ayuntamiento el 90% de esos expedientes. Incluso se siguen impartiendo cursos de forma discriminatoria, cursos que después otorgan puntos para ascender o para entrar en determinados grupos y brigadas. La discriminación y diferencias entre los policías sigue siendo práctica habitual en Irache.

Por no hablar de que de los 250.000 € presupuestados para material de vestuario y equipación para Policía Municipal y que los policías no ven por ningún lado, ni chalecos de protección, ni emisoras que funcionen correctamente, ni siquiera la equipación necesaria para proteger al policía al circular en motocicleta. Se han solicitado por SIPNA las facturas de dicho material y no recibimos respuesta alguna por parte del Ayuntamiento. La ley del silencio impera como imperaba con UPN.

Y para mejorar la situación, el Área de Seguridad Ciudadana tiene pensado contratar 14 auxiliares de policía, “policías de bajo coste”, sin solucionar las necesidades de la plantilla.

Es por esto que SIPNA FEPOL se ha vuelto a movilizar con el lema “LOS CUENTACUENTOS: Cuentos Inolvidables para los Policías Municipales. PRÓXIMA FUNCIÓN EN MESA DE NEGOCIACIÓN” durante la celebración del Pregón de Navidad, porque los Policías Municipales de Pamplona no tienen ningún motivo que celebrar y porque se sienten completamente engañados por los miembros del Gobierno Municipal y por el Jefe de Policía Municipal de Pamplona. Hasta que no varíen las condiciones laborales del colectivo y este sea valorado como se merece y se eliminen las injusticias e irregularidades, SIPNA FEPOL continuará con sus movilizaciones.