El sindicato muestra su completa disconformidad con esta prohibición, que elimina un elemento reglamentario de defensa de los policías y de los ciudadanos cuya integridad estos protegen. SIPNA-FEPOL considera que el Ayuntamiento aprovecha esta medida como cortina de humo para no asumir su propia responsabilidad en la forma en la que se planificó el desalojo del inmueble de Paseo de Sarasate el pasado 8 de octubre.

SIPNA-FEPOL, por medio del presente comunicado desea mostrar su completa disconformidad con la prohibición del uso de la defensa extensible en Policía Municipal de Pamplona como consecuencia de su empleo en el desalojo de Paseo de Sarasate el pasado 8 de octubre.

A día de hoy, esta medida es la única consecuencia derivada de la intervención y, de forma indirecta, pone en tela de juicio el adecuado uso de dicha herramienta por parte de los policías durante el desalojo, hecho que rebatimos totalmente puesto que su uso fue proporcional a la violencia que se descargó contra los policías por parte de los okupas. Volvemos a reiterar que la actuación de los policías que acudieron en apoyo fue ejemplar y no tuvieron otra opción que utilizar de forma legítima la fuerza para defenderse de las agresiones. No consentiremos que la profesionalidad de nuestros compañeros quede en entredicho para tapar las vergüenzas a la Dirección de Área, Jefatura y demás responsables de la nefasta planificación de la intervención, que tuvo como consecuencia 10 policías heridos.

Asimismo, SIPNA-FEPOL considera una irresponsabilidad la prohibición del bastón extensible puesto que merma la posibilidad de defensa de la integridad física de los policías en su quehacer diario y afecta a la hora de garantizar la seguridad ciudadana frente a la acción de delincuentes que, en muchas ocasiones, reaccionan de forma violenta contra sus víctimas y contra los policías que acuden a socorrerlas. Quizás, ante la falta de elementos de defensa y reacción, la única labor que quede a los policías sea mandar “al rincón de pensar” al asesino, al violador, al agresor, etc…

Es por esto que SIPNA-FEPOL solicita que se anule dicha prohibición y reitera su solicitud al Gobierno Municipal de que asuma la responsabilidad de la intervención del día 8 de octubre y la haga asumir a quien proceda y realice de una vez el CAMBIO REAL dentro de Policía Municipal de Pamplona al que tanto el Alcalde como EH Bildu han hecho referencia en sus respectivas intervenciones estos últimos días.