En las últimas horas se ha notificado la incoación de 3 nuevos expedientes disciplinarios graves o muy graves a otros tantos compañeros de Policía Municipal de Pamplona por, presuntamente según se argumenta en las notificaciones, desobedecer las órdenes de superiores.

La llegada de una nueva administración al consistorio Pamplonés, se anunció como un tiempo nuevo para el cuerpo. Sin embargo, los hechos están demostrando que se siguen realizando las mismas prácticas que en los peores tiempos del anterior equipo de gobierno y su, tristemente famoso, jefe de policía.

Nuestro apoyo incondicional a los compañeros expedientados. SIPNA luchará por que esos expedientes, injustos en opinión del sindicato, para que acaben como los últimos, en bochornosas sentencias contra la administración.