Por medio del presente documento, los sindicatos UGT AYUNTAMIENTO DE PAMPLONA y SIPNA FEPOL desean realizar las siguientes consideraciones y desean que este documento sea incorporado al acta de la sesión de Mesa de Negociación del día 2 de marzo de 2017:

El Personal Funcionario del Ayuntamiento de Pamplona se regula por un Acuerdo de Condiciones de trabajo CADUCADO DESDE 2007. Esto supone una paralización total de retribuciones desde 2004 pese al incremento del nivel de vida y agravado por la aplicación de medidas urgentes de recorte del Gobierno Central de 2012, algunas de ellas, aplicándose todavía. El poder adquisitivo del personal funcionario del Ayuntamiento de Pamplona se ha visto seriamente disminuido y el Gobierno Municipal es totalmente responsable de ello al mantener la negociación del Convenio Colectivo totalmente paralizado.

Exigimos al Gobierno Municipal la inmediata reactivación de una NEGOCIACIÓN REAL DEL CONVENIO COLECTIVO para subsanar la grave situación en la que se encuentra el funcionariado pamplonés.

Según el instituto Nacional de estadística, la variación del IPC (índice de precios de consumo) desde el año 2007 a 2017 es de un 16,6%, quiere decir, que si en 2007 un salario bruto anual era de 30.000€, en la actualidad debería ser de 34980€. 4980€ de diferencia=16,6%.

Aplicando estos porcentajes a las retribuciones de la Policía Municipal de Pamplona:

Cuando hablamos de IPC, hablamos de recuperación de nivel adquisitivo. El 16,6% aplicado a una plantilla de 400 policías es aproximadamente 2.000.000€, esta sería aproximadamente la cantidad que los Policías de Pamplona han dejado de percibir durante estos años.

Si a un sueldo de 30.000€ se le aplican las correspondientes subidas de IPC anuales.

2007 a 2008                         4.8%                         1440€

2008 a 2009                         0.8%                         251.52€

2009 a 2010                         1%                             316.9€

2010 a 2011                         3.3%                         1056€

2011 a 2012                         2%                             661€

2012 a 2013                         2.7%                         910€

2013 a 2014                         0.2%                         69€

2014 a 2015                         -1.3%                       -451€

2015 a 2016                         -0.3%                       -102€

2016 a 2017                         3%                             1024€

TOTAL                                        16,2%                      5174€

Estos datos, sin incluir la bajada del 5% del año 2010 para todos los funcionarios.

Según el Instituto Nacional de Estadística, un salario de 30.000€ en 2007, en 2017 (10 años después) debería ser como mínimo de 35.174€.

Cuando los sindicatos UGT Ayto. de Pamplona y SIPNA FEPOL presentamos ante el Área de Recursos Humanos del Ayuntamiento de Pamplona la propuesta de la bolsa de disponibilidad, se estudió la forma de recuperar nivel adquisitivo de los Policías y mejorar la organización del servicio de Policía Municipal al mismo tiempo. Dicha propuesta consistía en 250€ al mes por participar voluntariamente en un sistema rotatorio de disponibilidad, un sistema en el que los policías debían estar atentos a los posibles cambios de calendario a lo largo del año y en ningún caso dicho complemento suponía incremento de jornadas de trabajo.

Estos 3.000€ anuales por policía suponía una recuperación de un 9,6% del nivel adquisitivo perdido durante estos años y para la Administración suponía un “gasto” de 600.000 euros.

Actualmente, en la Comunidad foral, existen municipios cuyos salarios de los Policías locales superan los 35.000€ brutos anuales con un grado, frente a los 32.500€ que puede llegar a cobrar un Policía de la unidad de Prevención con dos grados y dos quinquenios.

El incremento que supondría nuestra propuesta, ni mucho menos se puede considerar desorbitada teniendo en cuenta esos datos.

La propuesta presentada por la Administración de 1.800€ brutos anuales supondría una recuperación del 5,7%, pero supone un incremento de 12 Jornadas más (96 horas) lo que supone un incremento del 6,6% en la Jornada laboral. Ni mucho menos se puede hablar de recuperación de nivel adquisitivo y además de ello supondría un perjuicio en las condiciones de trabajo de los policías y una disponibilidad total ante la Administración lo que supone un ataque directo a la Conciliación familiar.

En la pasada Mesa de Negociación, el Sr. Anaut, Director de Recursos Humanos del Ayuntamiento de Pamplona, hizo mención a la propuesta presentada por UGT Y SIPNA afirmando que dicha propuesta le había parecido insultante por suponer para la Administración de un coste de 600.000€, además de mencionar que la Aplicación de la Ley de policías, según Anaut, suponía un total de 1.400.000€ de coste. Quizás por esta apreciación, el Ayuntamiento de Pamplona se ha negado a aplicar una Ley Foral de obligado cumplimiento.

Para UGT Ayto de Pamplona y SIPNA FEPOL lo que supone un insulto y no solamente eso, sino una falta total de consideración con el colectivo de Policía Municipal, es la propuesta presentada por el Área de Recursos Humanos. Dicha propuesta supuestamente pretende “premiar” a los Policías más comprometidos (considerando más comprometidos a los que no han sufrido bajas laborales y los APTOS SIN LIMITACIONES) y lo hace incrementando su jornada laboral en un 6,6%, con una disponibilidad total y pagando por ello menos de lo que corresponde en su jornada habitual por horas extraordinarias, y por si esto fuera poco, condicionando el acceso a dicha bolsa a una serie de requisitos totalmente discriminatorios y que roza la ilegalidad.

Esto no sería otra cosa que una forma encubierta de pactar horas extraordinarias, de una forma totalmente ventajosa para la Administración y perjudicial para los policías.

Es por esto que los sindicatos UGT Ayto de Pamplona y SIPNA FEPOL no sólo no estamos dispuestos a esta merma en las condiciones de trabajo sino que nos oponemos también a la modificación de los términos establecidos en Convenio relativos a San Fermín, en cuanto no se aplique una mejora sustancial de las condiciones, partiendo para ello del incremento de las percepciones recibidas por el servicio de San Fermín de 2016.